En gestación.

Ciento y un Gilas para dormir mejor − Episodio piloto.

Un actor en escena se enfrenta a unos relatos encontrados.
Son autoría de Miguel Gila.
Los revela, los cuenta, los comparte, los narra o los pasea. Los escenifica.
No como Gila. ¡Qué más quisiera! Sería obsceno intentarlo.
Son relatos cómicos, sí. Y él es cómico, básicamente.
La función debería ser para troncharse…
Pero él no es Gila… Y tampoco son monólogos…
Quizá ahora puedan serlo. O diálogos. Con el público. O con Gila.
Con aquel teléfono suyo. De Gila. Negro de baquelita.
Elegante, torneado, estilizado, barroco.
CTNE. Compañía Telefónica Nacional de España.
O con aquel otro suyo. Del actor. Nokia 3120. Gris azulado.
Compacto. También elegante. No tan torneado. Nada barroco.
Yoigo. Verdad verdadera.
O con cualquier otro. Construir un nuevo relato con otro teléfono.
O varios. Varios teléfonos. Para varios personajes, momentos, lugares.
Como hacía Gila el Monologuista. El Actor.
Pero de otro modo, diferente.
Contemporáneo. Pero sin pasarse…